Humor y Administracion

Cómo reconocer un funcionario ejemplar en tiempos difíciles

funcionario perplejoLa encrucijada de un Estatuto del Empleado Público huérfano de desarrollo, una desvertebración del modelo burocrático repartido entre Comunidades Autónomas y entes locales, y una crisis económica que siempre se ceba en la silenciosa masa de funcionariado, ha llevado a Sevach a una adaptación libre del célebre poema “If” (“Si…”) del Premio Nobel Rudyard Kipling, bajo la licencia expresiva del humor. Veamos.

Si guardas en tu puesto, la cabeza tranquila,
cuando toda la Administración es cabeza perdida.
Si tienes en ti mismo una fe que tus jefes te niegan
y no desprecias nunca a quienes de tí reniegan.

Si esperas en tu puesto, sin fatiga en la espera…,
Si engañado por leyes confusas, no engañas,
Si no buscas mas salario, que el salario que merezcas…

Si eres bueno y para ser evaluado no finges ser mejor de lo que eres,
Si al hablar desde tu cargo no exageras lo que sabes y quieres.
Si sueñas con la promoción profesional, y los sueños no te hacen su esclavo.
Si rechazas las intrigas de trepas que no dan un clavo.

Si obtienes el ascenso, o si llega tu cese,
nunca será un mal pago.
si logras se sepa la verdad de tu trabajo,
desterrando el mito del funcionario vago.

Si recuerdas los comienzos de opositor,
los miles de expedientes y rutina día a día,
Toda la obra de toda tu vida…

Si arriesgas en un golpe y lleno de alegría,
tus méritos de siempre, a la suerte de un día,
por servir al ciudadano, por cumplir la legalidad
Si lo haces de buena gana, con humildad….

Si logras que tus nervios y el corazón te asistan,
frente a ciudadanos exigentes, políticos ambiciosos,
frente a malas leyes, frente a corporativos sindicatos,
Y consigues que te respeten por tu persona y no por lo que representas

Si ves como otros cobran mas por trabajar menos,
Si no marcas con el dedo a quienes entraron a dedo,
Si no empujas a la jubilación a quienes ya lo dieron todo,

Si sientes al administrado como un ciudadano,
Si no encaras las alzadas para sepultarlas a paletadas
Si cuando miras otras nóminas no sientes arcadas….

Si hablas con la voz del pueblo y ocultas toda afectación,
Si marchas junto al administrado con tu paso y tu luz.
Si ningún político llega a hacerte la herida,
Si todos te reclaman y ninguno te precisa…

Si lees Códigos de Conducta que no se cumplen,
Pero tú crees en el servicio al público,
Si te hablan de evaluaciones que no se producen,
Pero tú crees en el servicio público,

Si no cierras los ojos ante las corrupciones,
Si no abres la boca para criticar la burocracia a que perteneces,
Si no prestas oídos a quienes hablan de profesionalidad
y tu armadura es tu inoxidable honorabilidad

Si en tiempos de crisis o desaceleraciones
soportas austeridades y recortes,
soportas congelaciones retributivas,
si te importan mas las razones que las opiniones…
y no criticas a compañeros ni superiores,

Si en tu oficina llenas un minuto envidiable y cierto,
de sesenta segundos que te lleven al cielo….
No solo del café de la mañana,
No sólo por el agradecimiento de una ciudadana….
Sino porque sirves a todos por casi nada….

Todo lo de esta tierra, será de tu dominio,
y mucho mas aún,
serás un funcionario humano, hijo mío.

9 comments on “Cómo reconocer un funcionario ejemplar en tiempos difíciles

  1. Plas, plas, plas, plas, plas
    (sobran las palabras)

    Me gusta

  2. ¡¡Fenomenal!. Sevach, deberías registrar la propiedad intelectual de esa adaptación del poema porque si no se reproducirá en las oficinas públicas, ya que creo que todo funcionario se sentirá identificado. Enhorabuena…

    Me gusta

  3. Sencillamente Genial!!
    Enhorabuena

    Me gusta

  4. Pues muy bien. El pueblo tiene derecho a ser atendido por los funcionarios que están a su servicio. Y a ser bien atendido. Por qué? Porque el pueblo les paga, evidentemente. Por tanto, es justo que el pueblo reciba el servicio que paga. Cuando se congelan los sueldos, o se suben un 2 %, será justo que el pueblo se conforme con el servicio congelado o mejorado al 2 %. Y si el poder adquisitivo del funcionario ha retrocedido veinte puntos en diez años, será justo que el pueblo tenga un servicio veinte puntos peor.
    Por lo demás, tiene razón el pueblo. A no ser que el pueblo pretenda que la función pública sea una vocación y no un trabajo. Entonces alguien debería decirle al pueblo que no confunda a los políticos con los funcionarios. Pero ese alguien debería ser un político, y evidentemente no lo hará.
    Cada pueblo tiene los funcionarios que se merece. Y los políticos, los periodistas, los maquinistas, hasta los vecinos que le han tocado en suerte. Sólo mejorarán si les cuidan.

    Me gusta

  5. Pingback: El Blog de Derecho Público de Sevach » Blog Archive » Veinte temores fundados de los funcionarios ante la crisis económica

  6. Pingback: EBEP : los funcionarios no te olvidan | Contencioso.es

  7. Pingback: Microcharla : Como sobrevivir siendo funcionario en tiempos de desgobierno – delaJusticia.com

  8. Bravo!!!!

    Cómo alcanzar estas dosis de humor, en los tiempos del colera ???

    Enhorabuena y agradecimiento por compartirlo.

    Le gusta a 1 persona

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: