Blogs y tecnología de la información Contencioso e-administración

La administración electrónica no conoce fronteras

comodoTuve ocasión de ofrecer una ponencia en Cartagena de Indias (Colombia) bajo el título de “Gobierno en línea: marco comparado de España y Colombia” dentro del IV Encuentro de rectores de Universidad (Cartagena, 2016), organizado por FIOCU (Fundación Internacional de la Oficina de Cooperación Universitaria, entidad líder en Universidad digital y en ciberseguridad) bajo la colaboración de la Agencia de Cooperación Española y Colombia y la Embajada de Colombia en España.

Ello me brindó una ocasión única de participar en un foro vivo y de alto nivel participativo, con enriquecedores resultados que me gustaría compartir, pues bien está salir de los muros del país y del corralito de nuestro ordenamiento jurídico para aprender a valorar más lo que tenemos y lo que no tenemos. 

1. Conocer un país como Colombia y personas hospitalarias, interesantes y vitales, que teniendo presente que no todo en la vida es derecho, he detallado aquí (viaje y estancia). Además para un jurista estar en vísperas de la firma de la paz del gobierno colombiano con la guerrilla en la misma Cartagena de Indias, que pone fin a un conflicto de 52 años, es un suceso que brota por las calles, con un intenso debate en la sociedad civil y que de confirmarse supondrá colocar a Colombia en una década entre las primeras potencias americanas.

Comprender que el gobierno o administración electrónica no entiende de fronteras y todos los países hacen esfuerzos para adaptarse a los tiempos.
Aquí no hay primer ni segundo o tercer mundo. Todos los gobiernos tienen que hablar el lenguaje electrónico de los ciudadanos. Está en juego el servicio público, la transparencia y sobre todo que la relación entre ciudadanos y las administraciones públicas sea cómoda, rápida y bajo confianza.

Y lo saben los gobernantes. No es cuestión de ideología ni políticas. El “calentamiento global electrónico” afecta a todo el mundo.

charla3º Me ha permitido adentrarme en las solemnes declaraciones de los Estados iberoamericanos. En primer lugar, la Carta Iberoamericana del Gobierno Electrónico aprobada por la IX Conferencia Iberoamericana de Ministros de Administración Pública y Reforma del Estado (Chile, 2007) y adoptada por la XVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno (Santiago de Chile, 10 de noviembre de 2007).

Y además en la Carta Iberoamericana de Gobierno Abierto, aprobada por la XVII Conferencia Iberoamericana de Ministras y Ministros de Administración Pública y Reforma del Estado (Bogotá, Colombia, 7 y 8 de julio de 2016).

Basta leer estas Cartas (repletas de nobles principios) para percatarnos que los retos de la administración electrónica, los caminos (relación electrónica bilateral administración-ciudadanos) y las garantías inesquivables (transparencia, datos personales y privacidad) que afronta Latinoamérica son sustancialmente idénticos a los plasmados en el marco europeo y en las leyes españolas. Nada nuevo bajo el sol.

Eso sí, a diferencia del empuje de las Directivas y Agenda Digital comunitarias hacia los Estados europeos, en el ámbito latinoamericano se respeta el esfuerzo y calendario de cada país, aunque siempre canalizado por derroteros de accesibilidad, usabilidad, garantía de la relación electrónica con los ciudadanos, responsabilidad, etc.

archivo_000-17
ANTONIO ARIAS hablando de TRANSPARENCIA

4º. He aprendido que hay mucho por conocer y avanzar, pero también humildad en cuanto a las fronteras de la administración electrónica que siempre avanzan.

Al fin y al cabo, basta levantar la vista y mirar en la bola de cristal para percatarse que a medio plazo ( no mas de la “eternidad” de diez años, pienso), la práctica totalidad de las administraciones y entes públicos de cada país estarán interconectados y sus ciudadanos se relacionarán con sus gobiernos con naturalidad, perteneciendo los expedientes documentales y formato escrito a la historia.

Y si vamos mas allá, a largo plazo (otros diez años adicionales), es fácil imaginar que todos los gobiernos del globo terráqueo tendrán a sus administraciones interconectadas. No es ciencia ficción, sencillamente es prospectiva de la ciencia jurídica a la vista del desarrollo de la tecnología electrónica (ya me ocupé de ello en La mirada de Einstein sobre el universo jurídico, Amarante 2016).

Administración electrónica, expedientes electrónicos, funcionarios electrónicos y… solo nos quedaría el ciudadano electrónico… pero esto pertenece al universo de Isaac Asimov, lo que me recuerda las tres leyes de la robótica, formuladas por el escritor científico y que podrían trasladarse al ámbito de los riesgos de una futura “electronificación total”, y que la administración sea el gran hermano electrónico servida de potentes equipos avanzados:

Ningún robot causará daño a un ser humano o permitirá, con su inacción, que un ser humano resulte dañado.

Todo robot obedecerá las órdenes recibidas de los seres humanos, excepto cuando esas órdenes puedan entrar en contradicción con la primera ley.

Todo robot debe proteger su propia existencia, siempre y cuando esta protección no entre en contradicción con la primera o la segunda ley.

robot5. La única observación que hice a modo de conclusión de tan estupendas jornadas, promovidas por la Oficina de Cooperación Universitaria, fue la relativa a no olvidar que el camino electrónico es rápido, pero frío y deshumanizado; son procedimientos sin rostro ni de ciudadanos ni de funcionarios.
Por eso habría que ir pensando en mantener o recuperar el valor humano de la relación administrativa, esto es la humanización del procedimiento administrativo, que no se pierda la empatía o inteligencia jurídico-emocional.

Si hoy día resulta enojosa la impotencia de comunicarse con una empresa privada de telefonía, banca, seguros o similar gigante empresarial, a través de pulsaciones de dígitos guiados por una voz metálica, no puede abandonarse al ciudadano cuando tiene que recibir un servicio público o realizar una gestión administrativa, y dejarle solo desesperado sin tener a quien acudir. A quien quejarse. Ese es el reto.

2 comments on “La administración electrónica no conoce fronteras

  1. Deseo felicitar a J.R.Chaves, por la destreza que posee en plasmar su erudición, por escrito, para ilustrarnos sobre temas tan interesantes como el aquí se aborda, Fdo.: Julio Planell Falcó, Abogado, Colegiado 2044 del ICACS.

    Le gusta a 1 persona

  2. Me parecen extraordinariamente interesantes las reflexiones sobre el viaje, Señoría. He vivido una enorme parte de mi vida en Iberoamérica y me definía alli como un ‘americano de España’. Entre los raros puestos que he desempeñado uno fué el de Secretario del ‘Instituto Hispano Luso Americano de Derecho Internacional Privado’, que no se si existe aún. Iberoamérica tiene muchísimo que enseñarnos en el campo del Derecho. La cita sobre Chile es un ejemplo. Supongo que te impresionaría Cartagena de Indias y el magnífico español que hablan los colombianos. Esperemos que el acuerdo con las FARC sea un éxito. Sobre todo cuando aquí somos incapaces hasta de formar Gobierno. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: